15 abr. 2008

Squirrels

Una de las cosas que mas llama la atencion de este pais es la cantidad de ardillas que por los parques del centro de la ciudad se encuentra uno. De camino al trabajo, quedarse mirando como buscan comida y juegan por la hierba es una tentacion constante. Son momentos en que uno se queda absorto mirando algo aparentemente improductivo, como cuando el fuego consume la lena de una chimenea o ver llover.
 
Para la gente de la zona supongo que ya seran como las ratas. Pero las ardillas, en cambio, son divertidas. No tienen miedo a los viandantes y si haces amago de ir a darles comida no es extrano que se te acerquen.
 
Cuando Ronald Reagan salia a dar paseos por el jardin de la residencia de Camp David solia llevarse consigo un poco de comida para dar a las ardillas que merodeaban por el jardin. En una ocasion, segun cuenta el mismo, estaba reunido en su despacho cuando de pronto vio varias ardillas apoyadas sobre sus patas en el cristal de su despacho mirandole a el directamente. Esperando su racion diaria de mano del Presidente. Como cualquier otro europeo.

No hay comentarios: