8 abr. 2008

Free institutions are grown not made

Quien me hubiera dicho a mi hace unos anos que acabaria escribiendo unas lineas sobre Hayek. Lo cierto es que algunos habiamos demonizado esta figura por el arrogamiento que de el y de su pensamiento se han hecho los liberales, pero lo cierto es que las libertades defendidas en las obras de autores como el, como Von Mises y otros son perfectamente asumibles desde postulados mas conservadores y tradicionales. Es mas, si por algo se han caracterizado historicamente tradicionalistas y conservadores es por su preocupacion por mantener al Estado alejado de nuestras vidas. Por tanto, les citare en la medida en que creo que reflejan perfectamente cosas que muchos pensamos.
 
Hace unos dias tuve la oportunidad de asistir a una conferencia (mas bien debate, pero la figura del otro contendiente brillo por su ausencia) de William Easterly. Es un economista eminente e intento convencer al auditorio de como los gobiernos deben permanecer ajenos al devenir social para obtener desarrollo.
 
La impredicibilidad de los mercados es la esencia misma del libre mercado.
 
Hoy en dia deberia tenerse bastante en cuenta que
 
La grandes inventos son historias de creatividad personal y no de politicas publicas.
 
El desarrollo, palabra bastante de moda, parece haberse convertido en la excusa de muchos para gastarse nuestro dinero y, tambien, justificar su sueldo.
 
Sin embargo, lo que mas me llamo la atencion fue que el conferenciante tuviera la deferencia de parase unos minutos a procurar una solucion contra la pobreza en el mundo. Parece que solo los socialistas han procurado estas metas en los ultimos siglos y, sin embargo, han sido los primeros en obtener precismente lo contrario. En ocasiones parece que los defensores del libre mercado y del gobierno limitado buscan el beneficio propio y el aumento de la pobreza cuando la historia ha demostrado exactamente lo contrario: todos los experimentos colectivistas conllevan una mayor pobreza para la poblacion.
 
Las insituciones crecen espontaneamente, no hay que crear instituciones que garanticen la libertad.
 
 

2 comentarios:

Seneka dijo...

Bueno, Enneas, dices:
"En ocasiones parece que los defensores del libre mercado y del gobierno limitado buscan el beneficio propio y el aumento de la pobreza cuando la historia ha demostrado exactamente lo contrario: todos los experimentos colectivistas conllevan una mayor pobreza para la poblacion."

Bien, el hecho de que los experimentos colectivistas supongan mayor pobreza para quienes, en principio deberíasn ser los beneficiados, no es argumento que valide el hecho de que el liberalismo haga todo lo contrario. De hecho, el liberalismo real (igual que hablamos del socialismo real) no ha traido consigo la justicia social en ninguna parte del mundo, en ningún momento de la historia. Las disquisiciones teóricas de estas lumbreras del pensamiento occidental están muy bien para la Universidad, pero no se sostienen. Sencillamente porque aunque sus planteamientos teóricos sobre el estado son impecables, la base sobre la que montan su esquema filosófico se tambalea: el problema central de todo esto (en cualquier ideología) es el concepto de persona, la adecuación de la cosmogonia subyacente a la realidad sin tapujos ni trampas intelectuales.
Un saludo.

Embajador en el Infierno dijo...

Añado que si las cooperativas se consideran "experimentos colectivistas" el asunto que menciona Seneka está todavía menos claro, porque si que han sido fuente de menor pobreza.

Por lo demás yo más que decir que las instituciones tienen que nacer "espontaneamente" diría "naturalmente". Pero vamos, solo para tocar un poco los webs.