11 nov. 2008

Obama empieza con mal pie

Andaba dándole vueltas a la posibilidad de crear un nuevo blog sobre la marcha de la política estadounidense. Últimamente es un tema que me ha tocado muy de cerca por motivos profesionales. Pero lo cierto es que ya tengo uno así que me he decidido, mejor, a crear una etiqueta especial para ese tema y seguir colgando aquí las frases y extractos de aquello que leo, que era un poco la orientación que le había venido dando hasta ahora.

El tema, prácticamente con mayúsculas, está siendo la elección e incorporación de Barack Obama a la Casa Blanca. En el marco de crisis económica en que nos hayamos uno pensaba que, teniendo en cuenta las dos guerras que libra EEUU en Asia y las promesas de sanidad para todos de Obama durante su campaña, éste iba a tener otras preocupaciones en su cabeza. Pero no, parece que no. Y los temores de muchos de que Obama se pareciera más a cualquier líder europeo empiezan a cuajar. Obama ha anunciado que en enero lo primero que hará será aprobar la investigación con células madre y, además, ha propuesto incorporar el voluntariado como actividad lectiva entre los escolares que se encuentren entre primaria y el college.

La respuesta no se ha hecho esperar, sobre todo en lo que a la segunda idea se refiere. El padre de una familia numerosa contaba ayer en la radio: "Soy empresario, tengo seis hijos y mis hijos tienen suficiente con ayudarnos a mi esposa y a mí en las tareas del hogar y ayudar a sus hermanos más pequeños." ¿Es el Estado alguien para decidir en que deben invertir el tiempo los hijos de los demás? 

Frente a esto puede argumentarse que hay familias en las que sí sería conveniente implantar este modelo. Si los niños tienen tiempo para jugar a la Play, ¿por qué no van a dedicar este tiempo a ayudar a los demás? Y volvemos, de nuevo, al quid de la cuestión: porque esto, señores políticos, es decisión de los padres.

Obama ha decidido claramente marcarse ideológicamente con estas decisiones. Sin duda no eran urgentes en este momento. Pero al menos ya nos olemos por donde van a ir los tiros.


No hay comentarios: