21 nov. 2008

El voto hispano

Todavía nadie me ha conseguido aclarar porque Obama, en el discurso en que celebraba la victoria hizo mención de hispanos y latinos como si de dos minorías diferentes se tratara. Lo que sí queda patente, sin embargo, es que el voto hispano es cada vez más decisivo en la elecciones estadounidenses.

Ayer tuve la ocasión de asistir a un seminario en el que varios expertos analizaron este tema. Bush consiguió conectar con el electorado hispano, que en líneas generales es bastante conservador. Y McCain consiguió hacerse con la candidatura de su Partido porque, entre otras cosas, era el candidato más moderado en este sentido. Sin embargo, Obama terminó por llevarse el gato al agua: los hispanos están considerado como un colectivo eminentemente emprendedor y con el agravamiento de la situación económica se inclinaron, como muchos otros, por el Partido demócrata. Eso, y un anuncio en que Barack Obama aparecía pronunciando un discurso en español con una pronunciación impecable.

Los hispanos son la minoría más grande de Estados Unidos. Un 15% del total de la población y creciendo: uno de cada ocho ciudadanos en Estados Unidos son hispanos, proporción que aumenta entre los menores de dieciocho años: uno de cada seis lo son.

Si son hispanos o latinos, insisto, sigo sin saberlo. Recuerdo una conversación con J. que me decía a este respecto: 

"Si alguien habla de Hispanoamérica es que es de la cuerda y es buen tipo. Si dice Latinoamérica es que es un liberal. Y si dice Iberoamércia es un rojo". 

"¿Y si dice Suramérica?", repliqué. 

"En ese caso es que se la suda la política y no merece la pena que sigas hablando con él."


No hay comentarios: