14 may. 2008

Facebook, primeras impresiones

Siempre he tenido mis reticencias a las redes sociales. Sin embargo, las circunstancias en que en estos momentos se haya mi vida me han empujado a registrarme en el archiconocido Facebook. Reticencias digo, por que esto de estar expuesto a que cualquiera pueda acceder a tu información o fotografías no me resulta del todo cómodo.

Pero antes de ahondar en un debate que seguro ofrece miles de pros y contras, si que me gustaría destacar un par de apreciaciones después de mis primeras andadas por la red social.

Hace años me enseñaron, si mal no recuerdo, que el tratarse a uno mismo en tercera persona indica, como mínimo, un excesivo amor propio tendente al narcisismo. La forma en que está configurada la opción del status induce a ello, no sé si de manera consciente, sin lugar a dudas. Algo muy al uso de los tiempos que corren en que el atropocentrismo está terminado de ser desplazado por el egocentrismo.

Pero peor es (y esto espero que sirva de advertencia a más de uno) como muchos caen de cuatro patas señalando (por otra parte, como es natural) que sus intereses son las mujeres, como si lo más natural fuera que estos se inclinaran hasta las escasas opciones que te ofrecen: hombres, mujeres, y poco más. Nada de fútbol ni ningún otro tipo de actividad. Sin duda, esa opción ha sido incluida para los maricones. Y si no que me lo expliquen... Todo muy al uso de los tiempos que corren.

Quizá habría que hacer un grupo...

2 comentarios:

Alabardero Avispado dijo...

Hola, he llegado aquí de casualidad y la verdad es que me gusta tu página. Soy un conocido tuyo de la "comarca" y compañero de sala de estudios de cierto colegio mayor. Supongo que sabrás quien soy cuando entres en mi cuaderno.(Por cierto, te voy a enlazar)
Seguiremos conectados. Un saludo desde el otro lado del charco.

alabardero avispado

Enneas dijo...

Joe, pues la verdad es que no caigo... Si no me das más datos...