9 mar. 2008

Gaudí V

La afirmación fundamental de Descartes pierde claridad al desplazarse hacia el Norte. El silogismo yo dudo, luego existo, es el más ilógico que se puede concebir. Lo lógico es: yo dudo, luego ignoro. Los filósofos mediterráneos sólo dicen el yo porque esto solo ya indica la existencia. Esta tiniebla llega al máximo con Kant y es la misma tiniebla de los nihilistas y los bolcheviques.

No hay comentarios: