3 dic. 2007

Minutos de silencio

Acabo de tener la oportunidad de participar en uno de esos rituales paganos de lo políticamente correcto y patéticamente vacuo. Parón de cinco minutos en la puerta de la oficina por el/los asesinato/s del sábado.

Mientras observaba miles de rostros sin expresión y sin nada que decir unidos en un acto que no aporta absolutamenete nada me venían a la cabeza estas palabras de San Josemaría:

Minutos de silencio. Dejadlos para los que tienen el corazón vacio. Nosotros los cristianos, hijos de Dios, rezamos el Padrenuestro.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buena la reflexión.
Eleazar

Anónimo dijo...

Yo soy de opinión diferente. Me parece maravillosa la oración del Padrenuestro, que al fin y al cabo enseñó el mismo Jesús. Pero creo que no es preciso atacar otra forma de orar, o de vivir ante algunas situaciones, como es el silencio.
También dijo Escrivá "de callar nunca te arrepentirás", y estoy en contra igualmente. Quizá fue él quien tenía que haber callado y no ser tan categórico con afirmaciones que poco tienen que ver con la realidad misma, cargada de matices, en la que conviene evitar un excesivo uso del "siempre" y el "nunca".
Como decía Santo Tomás, "afirma mucho, niega poco, distingue siempre".

B.

Enneas dijo...

¿Por qué Escrivá es Escrivá y a Sto. Tomás le pones el Sto. delante?

andreu40 dijo...

B, lo que reprochas/elogias de San_Josemaría/Santo_Tomás es atribuible (reprochable/elogiable) a tu comentario e intercambiable entre esas dos grandes figuras de la Iglesia.

Además, en la cita de San Josemaría, díme tú en qué momento se acusa de no rezar a los rezadores de otros rezos.

En un 9 de enero, fecha de tu comentario, nació San Josemaría: haber acudido a su intercesión para acertar más en el comentario.

Saludos, Andres40