26 ene. 2008

Reflexiones sobre la Revolución en Francia

Edmund Burke es el padre del moderno pensamiento conservador. Aquellos que creen que la tradición debe ser, y de hecho es, el sustento del orden, la libertad y la seguridad tienen ahí a su hombre. Es el primero cuya oposición dialéctica a la Revolución Francesa ha trascendido en el tiempo y sus acertadas críticas a los acontecimientos que rodearon la Revolución están llenas hoy todavía de profética actualidad.

No es mi intención revelar el contenido de la obra, tan solo un dato para conocer su posicionamiento: Burke solicitó al morir que le enterraran en un lugar secreto para que los jaconinos, de intentarlo, nunca encontraran su sepultura. Amante de la libertad defendió, en cambio, a los colonos norteamericanos frente a su propio país. Es autor de frases tan célebres como la que se puede leer al inicio de la película Lágrimas del Sol:
Para que el mal triunfe solo es necesario que los hombres buenos no hagan nada.

No hay comentarios: